Archivo de la etiqueta: Carl Sagan

Cosmos

Somos enanos, pero subidos a los hombros de los gigantes vemos más lejos que ellos.

Newton.

(Para saber más de la cita)

  • Observa estos recursos que escenifican explicaciones míticas acerca del cosmos:

Para ver ampliado.Otro ejemplo: elefantes que sostienen  el mundo.

  • Videos interesantes :

  • El calendario cosmico

Otros recursos:

(Gracias a dos páginas estupendas: Blog eureka Matemáticas y cine).

Una mota de polvo

Después de ver Agora en clase he recordado este vídeo de Carl Sagan acerca de La Tierra que aparece en la serie Cosmos. Las imágenes de la cámara alejándose de Alejandría y mostrándonos nuestro planeta con la oscuridad cósmica de fondo, nos recuerdan la futilidad de nuestras disputas y lo lejos que estamos de tener un lugar privilegiado en el Cosmos. La Tierra, “ese pálido punto azul, una mota de polvo suspendida en un rayo de sol”.

Estas son las palabras de Carl Sagan ante la fotografía de las sondas Voyager tomada a 6.000 millones de kilómetros el 14 de febrero de 1990.

Para leer:

“Mira ese punto. Eso es aquí. Eso es casa. Eso es nosotros. En él se encuentra todo aquel que amas, todo aquel que conoces, todo aquel del que has oído hablar, cada ser humano que existió, vivió sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilización, cada rey y cada campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada esperanzado niño, inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí – en una mota de polvo suspendida en un rayo de luz del sol.

La Tierra es un muy pequeño escenario en una vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades visitadas por los habitantes de una esquina de ese pixel para los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina; lo frecuente de sus incomprensiones, lo ávidos de matarse unos a otros, lo ferviente de su odio. Nuestras posturas, nuestra imaginada auto-importancia, la ilusión de que tenemos una posición privilegiada en el Universo, son desafiadas por este punto de luz pálida.

Nuestro planeta es una mota solitaria de luz en la gran envolvente oscuridad cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esta vastedad, no hay ni un indicio de que la ayuda llegará desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, en este momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos.

Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad y construcción de carácter. Quizá no hay mejor demostración de la tontería de los prejuicios humanos que esta imagen distante de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amablemente, y de preservar el pálido punto azul, el único hogar que jamás hemos conocido.”

Curiosidad. (Visto aquí)


Durante el tiempo de planificación, la NASA convocó a Carl Sagan y a su equipo integrado por Ann Druyan, F. Drake y Jon Lomberg, entre otros, para la creación de un mensaje de la humanidad para civilizaciones extraterrestres, que iría en cada una de las sondas Voyager, como los que llevaban las sondas Pioneer.

Este sería mucho más elaborado, como la diagramación del mensaje entró durante la última fase del planeamiento, Sagan y su equipo debieron trabajar contra reloj para finalmente entregar un compilado de información que, al día de hoy, está considerado como el mensaje más grande de la humanidad para tiempos y seres futuros.

Se trata de un disco fonográfico (aún no existía el CD y la tecnología del láser recién se expandía) conteniendo los más variados sonidos de la Tierra, como volcanes en erupción, lluvia, fuego y voces saludando en casi todos los idiomas y dialectos de la Tierra, además de una gran selección musical que va desde las obras de Mozart y Beethoven hasta las étnicas de Senegal e India, pasando por Chuk Berry y Mariachis.

El disco va recubierto por un estuche de oro en cuyo relieve están diagramadas las instrucciones para ejecutarlo.

La otra parte del mensaje está compuesta por 118 fotografías de la mayor variedad, allí se ven ciudades, campos, paisajes, gente de todas las razas realizando todas las acciones, todos los oficios y en todos los medios, en la tierra, bajo el agua, en el aire y en el espacio; también hay muchos diagramas de la anatomía humana.