El íntimo placer de leer

Internet cambia la forma de leer… ¿y de pensar? . En este artículo de El País se comentan las afirmaciones de Nicholas G. Carr, experto en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), y asesor de la Enciclopedia británica.

En su artículo “Is Google making us stupid? (¿Está Google volviéndonos tontos?), publicado en la revista The Atlantic, Carr achaca su desorientación a una razón principal: el uso prolongado de Internet. Está convencido de que la Red, como el resto de medios de comunicación, no es inocua. “[Los medios] Suministran el material del pensamiento, pero también modelan el proceso de pensar”, insiste.
“Creo que la mayor amenaza es su potencial para disminuir nuestra capacidad de concentración, reflexión y contemplación“, advierte Carr, a través del correo electrónico. “Mientras Internet se convierte en nuestro medio universal, podría estar readiestrando nuestros cerebros para recibir información de manera muy rápida y en pequeñas porciones”, añade. “Lo que perdemos es nuestra capacidad para mantener una línea de pensamiento sostenida durante un periodo largo”.

*                                      *                                          *

Las nuevas tecnologías son elementos transformadores de la conciencia, pero no podemos olvidar su lado positivo y es que pueden llegar a ser a su vez muy estimulantes. Objeciones muy parecidas en contra de la escritura puso Platón en boca de Sócrates en el Fedro, al considerar que ésta debilitaba la memoria y el pensamiento, al tiempo que era una actividad inhumana, pasiva y artificial.

Otro tanto sucedió con el invento de la imprenta, muy denostado por aquellos que veían en ella los mismos peligros que Platón denunciaba antaño de la escritura, sin apreciar su carácter alfabetizador y la enorme difusión que permitía del saber.

Un libro es un jardín que se lleva en el bolsillo.” ( Y de que abunden bolsillos estériles y desérticos no tiene culpa la red precisamente). Este proverbio árabe ilustra la colección de fotos, realizadas entre 1912 y1984, que André Kertész dedicó al “íntimo placer de leer“. No sin cierto pudor, nos descubre a una serie de personajes sumergidos en la lectura y ajenos al mundo.

4 Respuestas a “El íntimo placer de leer

  1. el placer de leer algunos fragmentos

    http://leidoenalgunsitio.blogspot.com

  2. Hace tiempo que este efecto de internet del que hablar Carr en nuestras capacidades cognoscitivas es patente, pero no sólo vinculado al medio online sino también en los medios audiovisuales (publicidad, videoclips, informativos …) en la prensa gratuita basada en titulares y otras tantas vías de comunicación.

    Son tiempos veloces, sin duda. Sin embargo, creo que internet está abriendo vías de expresión y de reflexión que no se han dado hasta el momento. Está rompiendo las jerarquías entre emisores y receptores y, por tanto, desarrollando canales para el desarrollo de una verdadera democracia tanto política como cultural.

    A los apocalípticos de las nuevas tecnologías les diría que mirasen un poco a su entorno. No es internet precisamente el medio que “atrofia” el pensamiento, sino los tradicionales canales de comunicación unilateral. Si no, ¿Qué opinión tendría Carr de este proceso que estamos llevando a cabo tú y yo?

    Tú lees un artículo y lo comentas. Yo leo tus reflexiones y desarrollo las mias. Las comparto contigo y con todos tus lectores. Sin saber nada de tí mas que tu interés por la filosofía y sin que tú sepas más de mí que mi interés por la comunicación.

    Generamos nuestro propio discurso y nos abrimos al diálogo. Nunca antes lo hemos tenido tan fácil. Yo estoy encantada.

  3. Yo también , la verdad.
    Una vez asistí cuando era estudiante en Granada a la conferencia de un lingüísta cuyo nombre quisiera recordar…Le preguntaron algo sobre el sexismo en el lenguaje y el señor con notable humor puso una metáfora que, curioso, no he olvidado.
    Imagina que asistimos a la escena de un crimen, un robo por ejemplo, reflejado en un espejo. ¿Le echaríamos la culpa a éste último?
    Internet y las redes sociales generadoras de información son el último grito en “espejos criminaloides” señalados con el dedo.

    Gracias por tu aportación al blog con tu comentario.

  4. Abrimos puertas a debates literarios..

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s