Archivo de la categoría: Acerca del Arte

La visión mítica del mundo

Eco y Narciso. J. Waterhouse

“Narciso, detente, aguarda; que con ser tanta mi pena, aun es mayor tu ignorancia. ¿A quién ves en esa fuente? ¿Con quién a esa fuente hablas, si cuanto está dentro della solo es una sombra falsa, que a nuestros ojos ofrece la reflexión en el agua, porque, como es un cristal que nuestros cuerpos retrata, finge ese objeto a la vista?

Calderón de la Barca(*)

(*) Fragmento y retrato extraidos de Kalipedia

La lectura de mitos acompañada de un recorrido por  su interpretación a lo largo de la Historia del Arte, es un regalo para los sentidos. Una estupenda página de Assela Alamillo y Emma Rodriguez, nos permite disfrutar de la representación y las diferentes visiones de estos mitos, según la época y el autor. Apolo y Dafne, el rapto de Europa, Narciso, el juicio de Paris…

Visto en:Mitología y Arte

El juicio de Paris , mediando en una disputa entre Hera, Atenea y Afrodita, provoca el favor de Afrodita y con éste el amor de Helena, lo que nos arroja de lleno a la guerra de Troya, tan hermosamente narrada por el poeta Homero en la Ilíada. Una vez vencida la guerra gracias a la astucia de Ulises-Odiseo, éste desea volver a su hogar en Itaca, anhelo que se ve enturbiado por todo tipo de obstáculos. La Odisea de Homero, narra esta aventura. Hay una versión cantada por Javier Krahe, llamada Como Ulises, con un final “algo” diferente. El autor del montaje del vídeo Antonio Parra, cuenta en su blog algo de las andanzas de este cantautor tan irónico y sensible al mismo tiempo. Pude verlo en Granada en un concierto en mi época de estudiante y guardo un recuerdo entrañable de aquella divertida noche.

No sé cual es más bella,si
la mar, la vela o la estrella,y
las tengo al navegar,
las tengo al navegar,
las tengo al navegar,
la estrella, la vela y la mar.

Yo, como Ulises, he sido
de Penélope el marido,
y me alejé de esa joya
por unirme a Agamenón,
que iba a la guerra de Troya,
me pedía el cuerpo acción.
Y tuve acción, tuve guerra,
ríos de sangre por tierra,
y, entre hecatombes y vino,
Aquiles, casi divino.
Y el mejor de mis engaños:
un caballo de madera.
Y Aquiles que desespera
y muere. Fueron diez años.
Y me volví para casa,
puse de Itaca el rumbo,
y ya sabéis lo que pasa,
doy un tumbo y otro tumbo.
Y, ¿qué queréis que uno haga?
Si al primer tumbo me tumbo
en el lecho de una maga?
Baste deciros que tanto
de Calipso fue el encanto
que me acosté en aquel lecho
un par de años, quizá tres,
y siempre estaba deshecho.
Pero el tiempo es como es.

Y rompe el encanto un día.
Y sigues tu travesía,
resistes a duras penas
cánticos de las sirenas,
y visitas el infierno
donde Aquiles y tu madre,
aunque Cerbero les ladre,
tienen frío y es eterno.
Y otra vez de vuelta a casa,
otra vez de Itaca al rumbo,
y ya sabéis lo que pasa:
doy un tumbo y otro tumbo
y, otra vez mi suerte aciaga,
y, esta vez casi sucumbo
en el lecho de otra maga.
Circe de turbio recuerdo
me quería para cerdo.
Lo fueron mis camaradas,
a mí me salvó algún dios.
Y le afeé sus cerdadas:
que te zurzan, Circe, adiós.

Y, al mar, me dicta mi instinto,
al mar, que es un laberinto.
Y sopla un viento contrario
y doy con un sanguinario
cíclope vil, Polifemo.
Aunque me tuvo a su antojo
era un borracho y un memo.
Le clavé un palo en el ojo.
Nadie, gritaba, me ciega,
Nadie, gritaba acusica.
Con Poseidón no se juega
y naufrago hacia Nausicaa,
linda princesa feacia,
a quién traté en plan colega
con extrema diplomacia.
Y me alojé en el palacio
de su padre, el rey feacio,
y me contaron mi historia
sin saber que yo era yo,
y en un momento de euforia
mi gloria me descubrió:

Señores, sí, soy Ulises,
vuelvo de muchos países,
debo seguir navegando,
Itaca me está esperando.
Me ofrecieron un navío
y remeros, los mejores.
Y zarpé hacia mis amores,
mi Penélope y el crío.
Itaca al fin, veinte años,
Itaca al fin, no son nada,
unos cuantos desengaños
y es el mar agua pasada.
Me disfracé de mendigo:
vi a Penélope casada
con un antiguo enemigo.
Ahora soy un ex marido
un ex padre, y he sabido
que guardó un tiempo mi ausencia
bordando que era un primor,
que se agotó su paciencia,
que rompió su bastidor.

En uno de sus repentes
y a uno de los pretendientes
parece ser que le dijo:
padre serás de mi hijo
y tendremos otros varios,
Ulises, si es que regresa,
se llevará un sorpresa,
me lo dictan mis ovarios.
Y ahora, perdido mi rumbo,
ahora voy adonde sea,
un tumbo doy y otro tumbo
y prosigo mi Odisea
en otras tristes canciones.
Sólo Hermes y Atenea
comparten mis libaciones.

No sé cual es más bella, si
la mar, la vela o la estrella, y
las tengo al navegar,
las tengo al navegar,
las tengo al navegar,
la estrella, la vela y la mar.

—————————————————

Entrada relacionada:

Me importa un mito.

Anuncios

Por amor al arte

Un recorrido por la Historia del Arte de la mano de Nach y Cres.

Un rap,  Por amor al arte:

Album: Reflexiones. Por amor al arte
Año: 2007

Compara boli a pincel, tinta dibujada en papel,
firme de base, fuste y capitel,
en un lienzo alineado, micro perforado,
escrituras en piedras de retablo o en crucerías de artesonado!
Con más formas que Pablo Ruiz, Braque, Gris o Leger,
sin duda el arte actual como el rap no es lo que era ayer
pero se conserva la esencia.
A falta de medios la creatividad es el mejor remedio. ¡Piensa!
Pienso las cosas mas que el bronce de Rodin
exilio a algún lugar exótico como Gauguin,
busco la inspiración en Soul Supreme o 9th Gonder
¿cuanta gente crea? ¿Cuántos calcan? imitan, copian, plagian
se contagian de algo único, yo con un micro o con tinta hago magia
De mi paleta salen auténticas obras,
y eso que mi cabeza aun esta en obras
Tú sobras porque no te conformas con nada y sin criterio nos criticas,
siento desesperación como el Guernica.
Grita el expresionista, se raya el surrealista,
y el plástico si escupe del ático este liricista
De las pirámides de Egipto a los circos de arena de Roma
de ruinas de Lucentum al MOMA,
del clásico Miguel Ángel a Jackson Pollack,
de Dj Kool Herc a Kase O y los que se incorporan.

Hiperrealismo, entre las luces y sombras de estas hondas,
duras de definir como el gesto de la Gioconda
Inspiración nocturna y me despido de Morfeo.
Lírica insomnia, jardines en Babilonia creo.
No hay prados en mi museo, solo asfalto.
Pinto laberintos y me aparto del jaleo.
¿Te motiva la competi? Yo en mi mausoleo
prefiero la soledad frágil de Giacommeti. Hoy rapeo
sin días grises que me pisen,
con mas arte que los Thyssen, elaboren no improvisen
Sigan la disciplina de la escuela lucentina
y su obra rozará la eternidad de la capilla sextina
De momento elaboro estructuras como Kandinsky,
mientras me bebo un whisky a la salud de Charles Bukowsky.
Y a solas con el bajo me relajo,
yo, el rap no trajo la cultura popular, lo hizo Andy Warhol
Mi poesía arde, decidle a Machado que arde
me habré marchado con textos manchados de sangre
Sudor y sonrisas, escribiendo sin prisa
estos renglones torcidos sin haber nacido en Pisa
Del Mudéjar a la Bauhaus, del Partenon al Louvre
Siente lo existencial de una instrumental de Stoupe
Y aunque creen que nos conocen escuchan y se corroen,
Nach y Cres en esta mierda son los hermanos Coen.

[Estribillo>
Lo hacemos por el arte, lo hacemos amor
somos estandartes de esta decisión.
Creación, precisión…Yo sigo a la mía,
lienzos del día a día viva inspiración nos guía.

Lo hacemos por el arte, lo hacemos por amor,
sabemos que no sabemos hacer nada mejor.
Ah, las calles son galerías durante todo el día,
nosotros tenemos nuestro propio taller de artesanía.

Mi familia es sagrada, aunque bastante moderna por cierto
pero yo suelo acabar todo lo que empiezo,
pieza! Escucha y aprende, defiende como cristianos
en torretas de castillos románicos…
Y duran, perduran como el arco de herradura en el sur
o el apuntado en el gótico en monumentos eclesiásticos…
es solo un tour por el museo de la mente…
de la mía, solo en parte y te hago de guía.
Chillidos no; ¡Chillida! no hay límites aunque haya rumores
¿si me atrapo? Busco la luz como los girasoles
Mezcla transiciones en canciones, buenas conexiones
con Nach, fabricantes de piezas como Tony Touch.
Don’t touch. Por favor, se ruega no tocar
ni fotografiar por el posible deterioro
que pueda causar el flash de las cámaras en el canvas,
o sea el lienzo, o el interior de San Lorenzo.
Somos grandes como Keops, Kefrén y Micerinos
y en los momentos de inspiración no dormimos
mimo hasta el último detalle, como Toulouse Lautrec
con bailarinas de Ballet, no! Como Manet que me impresiona mas!
Y es que pintamos y esculpimos
construimos lo indescriptible en base a lo que sentimos
Somos la mezcla de Art Nuevou y Renacimiento…
del Hip Hop, admira el paisaje con detenimiento.

[Estribillo>
Lo hacemos por el arte, lo hacemos amor
somos estandartes de esta decisión.
Creación, precisión…Yo sigo a la mía,
lienzos del día a día viva inspiración nos guía.

Lo hacemos por el arte, lo hacemos por amor,
sabemos que no sabemos hacer nada mejor.
Ah, las calles son galerías durante todo el día,
nosotros tenemos nuestro propio taller de artesanía.

Arte y belleza

En 1º de bachillerato hemos terminado el curso, entre otras cosas,  debatiendo la controvertida relación entre arte y belleza. Para empezar a reflexionar acerca del proceso creativo y de la diferencia entre lo bello y lo bonito, les pedí en una clase que escribieran su propio poema vital, tomando como ejemplo la lectura del texto Una vida de Rosa Montero que publiqué en un post anterior y un poema de Gabriel Celaya:

BIOGRAFIA

No cojas la cuchara con la mano izquierda.
No pongas los codos en la mesa.
Dobla bien la servilleta.
Eso, para empezar.

Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece.
¿Dónde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes?
Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero.
Eso, para seguir.

¿Le parece a usted correcto que un ingeniero haga versos?
La cultura es un adorno y el negocio es el negocio.
Si sigues con esa chica, te cerraremos las puertas.
Eso, para vivir.

No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto.
No bebas. No fumes. No tosas. No respires.
¡Ay sí, no respirar! Dar el no a todos los nos.
Y descansar: Morir.

Tras algunas reticencias al principio, todos los alumnos escribieron su poema y lo leyeron, con resultados sorprendentes por parte de algunos. Se valoraron y se elegieron los mejores para reflexionar acerca de qué los hacía diferentes.

No voy a detallar en este momento todas las actividades que hemos llevado a cabo para profundizar en el tema, (quizás el curso que viene lo haga), pero los interrogantes que han ido surgiendo han sido múltiples e inagotables.

¿Una obra de arte ha de ser bella? ¿Qué es lo bello? ¿Es universal o relativo? ¿Es expresión de su tiempo (Marx) o tiene el sello de la eternidad? ¿La obra de arte imita lo real?  (Para este interrogante hay un estupendo material de M. Lipman en sus cuadernillos didácticos de la novela Lisa) ¿Qué convierte a  un objeto estético en una obra de arte: la intención del artista, el espectador (¿la crítica?) o cualidades de la obra en sí tales como el tamaño, la significatividad, la expresividad, la originalidad…etc? ¿Se puede reducir lo bello al gusto? ¿El mal gusto es a la belleza lo que el error a la verdad?

Mis alumnos (dos grupos estupendos) tuvieron que decidir que obra pictórica, edificio, pieza musical, filme, textos ,  les resultaban plenos de belleza y también al contrario de fealdad. He disfrutado corrigiendo esta actividad, he descubierto cosas maravillosas y otras horrendas e incluso me he reido con sus ejemplos.

Por supuesto se encendió la polémica con respecto al arte abstracto contemporáneo…¿Es gratuitamente provocador o al perturbar nuestra mirada renueva nuestra comprensión de lo artístico e incluso de lo real…?

El final de curso me permite volver a tener tiempo para pasearme por la red y he descubierto un texto muy interesante de Rafael Argullol que nos abre las puertas a otro interrogante no menos interesante que los anteriores. ¿Cómo enfrentar el tema del mal desde el punto de vista del arte? Dejo un fragmento del mismo como ejercicio veraniego para el que aún le haya sabido a poco todo lo anterior (pincha aquí para leer el texto completo):

Pero volviendo al tema del mal el arte afronta el mal desde esta multiplicidad. En cambio el legislador, el historiador, el periodista, el sociólogo, afronta el mal como una pieza que necesariamente distorsiona el engranaje colectivo. El artista no puede hacer eso: tiene que ver hacia dónde conduce eso, qué parte de eso está en nosotros mismos. No puede decir, volviendo al principio, que Hitler era inhumano, como se encargaron de decir políticos, historiadores uy sociólogos. El artista tiene que decir, creo yo, “Hay en mí un Hitler. Y ese Hitler, en la medida en que yo lo conozco, puedo llegar a enfrentarlo, dominarlo y exponerlo para mis contemporáneos y para mis coetáneos”. Pero no puedes decir que es inhumano o diabólico porque con eso estás diciendo que es ajeno a la condición humana. Al juez le interesa decir: “Usted es inhumano porque no se comporta según la sociedad humana.” Pero el artista no puede decir de nadie que es inhumano sino que tiene que saber que forma parte de la condición humana esa inhumanidad. Es por eso que el abordaje del mal, evidentemente, es muy distinto si se hace desde el punto de vista de la religión, de la historia o del arte. Aquello tan recurrente a Aristóteles sería aplicable también a esto, cuando dijo que la poesía era superior a la historia porque la  poesía nos hablaba de lo que podía ser y no solamente de lo que había sido, como la historia. En general podríamos decir que la mayor ambición del arte es que nos habla de todas las potencialidades del ser humano, incluidas aquellas malignas, pero no para llegar a una delectación en esa maldad, sino para mirarla de frente. Y al mirarlo de frente, tener la capacidad de ser mejores: en el momento en que somos capaces de leer, en el sentido que apuntaba Todorov,  y enfrentarnos de frente a esas capacidades, tenemos una capacidad catártica respecto a eso.

Para terminar, nada mejor que un  genial corto de animación de Tomek Baginski: Fallen Art (2005). Asistimos a la vida de un cuartel en la que un general ocioso da rienda suelta a su “genio creativo”. ¿Algo repulsivo puede ser considerado artístico?…

(Lástima que no me haya dado tiempo de poner La soga de Hitchcock ).