Archivo de la categoría: Estoicismo

Invictus

INVICTUS es una palabra en latín que significa inconquistable o invencible y que da título a la última película de Clint Eastwood. (Artículo del director ).

Está basada en el libro de John Carlin “Playing the Enemy” ( “El Factor Humano”) y  se sitúa en los días posteriores a la elección de Nelson Mandela (Morgan Freeman) como presidente de Sudáfrica. Narra todo lo acontecido en torno al Mundial de rugby en 1995 y como  los Springbok (la selección sudafricana de rugby), con Francois Pienaar (Matt Damon) a la cabeza dejaron de ser un mal recuerdo del Apartheid, para convertirse en un símbolo de reconciliación y unificación.

Invictus es un emocionante poema de William Henley escrito en 1875, desde la cama de un hospital, tras serle amputada una pierna y una fallida  lucha contra la tuberculosis. Y estas palabras se recitaba a sí mismo Nelson Mandela en sus largos días de condena y soledad.

INVICTUS

Desde la noche que sobre mi se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen por mi alma invicta.
Caído en las garras de la circunstancia
no me he estremecido ni llorado en voz alta.
Bajo el vapuleo del azar, mi cabeza está ensangrentada,
más no inclinada.
Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
pero la amenaza de los años me encuentra,
y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.
Soy el amo de mi destino,
Soy el capitán de mi alma.

*   *   *   *

Out of the night that covers me,
Black as the Pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul.

In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed.

Beyond this place of wrath and tears
Looms but the Horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds and shall find me unafraid.

It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll
I am the master of my fate:
I am the captain of my soul.

*     *     *     *


¿A qué corriente ética de las estudiadas te recuerda el poema?

(Un fragmento de Marco Aurelio.)

*     *     *    *

Añado este documental de Nelson Mandela que acabo de ver:


Séneca y la ira

Vimos  en clase de nuevo a Alain de Botton presentándonos su visión de Séneca y el por qué las enseñanzas de este pensador y los estoicos en general, podrían servir para dominar las pasiones. En este caso la ira. Abstine et sustine! Domínate y aguanta, es el lema que resume su pensamiento.

—————-

Biografía de Séneca en Proyecto de Filosofía en español

Libro de Séneca De la ira

————————————–

Un texto contemporáneo:

” Hay personas que son incapaces de sobrellevar con paciencia los pequeños contratiempos que constituyen, si se lo permitimos, una parte muy grande de la vida. Se enfurecen cuando pierden un tren, sufren ataques de rabia si la comida está mal cocinada, se hunden en la desesperación si la chimenea no tira bien y claman venganza contra todo el sistema industrial cuando la ropa tarda en llegar de la lavandería. Con la energía que estas personas gastan en problemas triviales, si se empleara bien, se podrían hacer y deshacer imperios. El sabio no se fija en el polvo que la sirvienta no ha limpiado, en la patata que el cocinero no ha cocido, ni en el hollín que el deshollinador no ha deshollinado. No quiero decir que no tome medidas para remediar estas cuestiones, si tiene tiempo para ello; lo que digo es que se enfrenta a ellas sin emoción.

La preocupación, la impaciencia y la irritación son emociones que no sirven para nada. Los que las sienten con mucha fuerza pueden decir que son incapaces de dominarlas, y no estoy seguro de que se puedan dominar si no es con esa resignación fundamental de que hablábamos antes. Ese mismo tipo de concentración en grandes proyectos no personales, que permite sobrellevar el fracaso personal en el trabajo o los problemas de un matrimonio desdichado, sirve también para ser paciente cuando perdemos un tren o se nos cae el paraguas en el barro.

BERTRAND RUSSELL “La conquista de la felicidad”

Ser igual que el promontorio.

“Ser igual que el promontorio contra el que sin interrupción se estrellan las olas. Éste se mantiene firme, y en torno a él se adormece la espuma del oleaje. «¡Desdichado de mí, porque me aconteció eso!» Pero no, al contrario: «Soy afortunado, porque, a causa de lo que me ha ocurrido, persisto hasta el fin sin aflicción, ni abrumado por el presente ni asustado por el futuro.» Porque algo semejante pudo acontecer a todo el mundo, pero no todo el mundo hubiera podido seguir hasta el fin, sin aflicción, después de eso. ¿Y por qué, entonces, va a ser eso un infortunio más que esto buena fortuna? ¿Acaso denominas, en suma, desgracia de un hombre a lo que no es desgracia de la naturaleza del hombre? ¿Y te parece aberración de la naturaleza humana lo que no va contra el designio de su propia naturaleza? ¿Por qué, pues? ¿Has aprendido tal designo? ¿Te impide este suceso ser justo, magnánimo, sensato, prudente, reflexivo, sincero, discreto, libre, etc., conjunto de virtudes con las cuales la naturaleza humana contiene lo que le es peculiar? Acuérdate, a partir de ahora, en todo suceso que te induzca a la aflicción, de utilizar este principio: No es eso un infortunio, sino una dicha soportarlo con dignidad.”

Marco Aurelio

Meditaciones, Libro IV, 49
(Escrito entre el 170-180 dc)
*              *               *
(Han hallado una estatua de 4´5 m del emperador y filósofo estoico Marco Aurelio en Turquía. Para leer la noticia pincha aquí. )