Archivo de la etiqueta: Poesía

Llamar a las cosas por su nombre

Sigo leyendo poesía (para desintoxicarme de las correcciones de exámenes y trabajos). He llegado a un blog: Militia Lyrica, revista electrónica de poesía. Extraigo unas palabras de su editorial y un poema.

 Para poder combatir la injusticia debemos darle forma, darle nombre: verla. Es el primer paso para recuperar nuestro poder sobre nuestras vidas, robado sin que nos demos cuenta, poco a poco, con la sutilidad de la serpiente o del virus.

La función del poeta es revelar con su palabra, sacar a la luz, nombrar lo que el sistema mantiene tapado, disfrazado, enterrado en su marea de colores y estruendo mediático. Es un poder maǵico contra la pseudo-lógica (mito en realidad). La misma función que tuvo la invención del lenguaje: nombrar las cosas para comprenderlas, para dominarlas. Nos han robado las palabras, las han cambiado de sentido. Debemos contraatacar.

Revelar para rebelar(nos).

Esa es la idea que mueve nuestra Militia Lyrica internacional.

Precio, aprecio, desprecio

Ahora mismo no estoy trabajando
-se supone-
escribo este poema.
Pero ya sé, eso no cuenta,
aunque se trate de hacer balance de uno,
recuento de los beneficios de nuestra existencia.

Qué lástima entonces el mundo,
qué lástima cuando no quiere tantas veces
que escribamos este poema,
que soñemos en esta línea
que queremos dibujar.

Que no quiere que miremos el mundo por dentro
lejos del precio y la etiqueta.

Ahora mismo no estoy trabajando,
y pregunto a la patronal, al Banco Central Europeo,
al Fondo Monetario Internacional:
¿Hay algún problema?

Juanjo Barral, “Teoría de la relatividad”

*   *   *   *

El arte es largo, breve la vida

Cuadro de J.M.W.Turner

CONSEJOS

Sabe esperar, aguarda que la marea fluya
-así en la costa un barco- sin que al partir te inquiete.
Todo el que aguarda sabe que la victoria es suya;
porque la vida es larga y el arte es un juguete.
Y si la vida es corta
y no llega la mar a tu galera,
aguarda sin partir y siempre espera,
que el arte es largo y, además, no importa.