Archivo de la categoría: Etica

Qué será… será…

Invictus

INVICTUS es una palabra en latín que significa inconquistable o invencible y que da título a la última película de Clint Eastwood. (Artículo del director ).

Está basada en el libro de John Carlin “Playing the Enemy” ( “El Factor Humano”) y  se sitúa en los días posteriores a la elección de Nelson Mandela (Morgan Freeman) como presidente de Sudáfrica. Narra todo lo acontecido en torno al Mundial de rugby en 1995 y como  los Springbok (la selección sudafricana de rugby), con Francois Pienaar (Matt Damon) a la cabeza dejaron de ser un mal recuerdo del Apartheid, para convertirse en un símbolo de reconciliación y unificación.

Invictus es un emocionante poema de William Henley escrito en 1875, desde la cama de un hospital, tras serle amputada una pierna y una fallida  lucha contra la tuberculosis. Y estas palabras se recitaba a sí mismo Nelson Mandela en sus largos días de condena y soledad.

INVICTUS

Desde la noche que sobre mi se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen por mi alma invicta.
Caído en las garras de la circunstancia
no me he estremecido ni llorado en voz alta.
Bajo el vapuleo del azar, mi cabeza está ensangrentada,
más no inclinada.
Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
pero la amenaza de los años me encuentra,
y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.
Soy el amo de mi destino,
Soy el capitán de mi alma.

*   *   *   *

Out of the night that covers me,
Black as the Pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul.

In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed.

Beyond this place of wrath and tears
Looms but the Horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds and shall find me unafraid.

It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll
I am the master of my fate:
I am the captain of my soul.

*     *     *     *


¿A qué corriente ética de las estudiadas te recuerda el poema?

(Un fragmento de Marco Aurelio.)

*     *     *    *

Añado este documental de Nelson Mandela que acabo de ver:


Séneca y la ira

Vimos  en clase de nuevo a Alain de Botton presentándonos su visión de Séneca y el por qué las enseñanzas de este pensador y los estoicos en general, podrían servir para dominar las pasiones. En este caso la ira. Abstine et sustine! Domínate y aguanta, es el lema que resume su pensamiento.

—————-

Biografía de Séneca en Proyecto de Filosofía en español

Libro de Séneca De la ira

————————————–

Un texto contemporáneo:

” Hay personas que son incapaces de sobrellevar con paciencia los pequeños contratiempos que constituyen, si se lo permitimos, una parte muy grande de la vida. Se enfurecen cuando pierden un tren, sufren ataques de rabia si la comida está mal cocinada, se hunden en la desesperación si la chimenea no tira bien y claman venganza contra todo el sistema industrial cuando la ropa tarda en llegar de la lavandería. Con la energía que estas personas gastan en problemas triviales, si se empleara bien, se podrían hacer y deshacer imperios. El sabio no se fija en el polvo que la sirvienta no ha limpiado, en la patata que el cocinero no ha cocido, ni en el hollín que el deshollinador no ha deshollinado. No quiero decir que no tome medidas para remediar estas cuestiones, si tiene tiempo para ello; lo que digo es que se enfrenta a ellas sin emoción.

La preocupación, la impaciencia y la irritación son emociones que no sirven para nada. Los que las sienten con mucha fuerza pueden decir que son incapaces de dominarlas, y no estoy seguro de que se puedan dominar si no es con esa resignación fundamental de que hablábamos antes. Ese mismo tipo de concentración en grandes proyectos no personales, que permite sobrellevar el fracaso personal en el trabajo o los problemas de un matrimonio desdichado, sirve también para ser paciente cuando perdemos un tren o se nos cae el paraguas en el barro.

BERTRAND RUSSELL “La conquista de la felicidad”

Epicuro y la felicidad

Hemos estado viendo en clase el documental Epicuro y la felicidad de Alain de Botton.  (Autor del libro Las consolaciones de la filosofía).

Actividades tras el visionado de:
“Epicuro y la felicidad” de Alain de Botton.

1. ¿Crees como Alain de Botton que la mayoría de las veces buscamos la felicidad en el sitio equivocado?
2. ¿Crees que la mayoría de la gente es infeliz o al contrario? Explica tu respuesta
3. “No entendemos nuestras necesidades” dice Alain. de B. y la publicidad contribuye a ello. ¿Qué quiere decir?
4. ¿Qué tres cosas considera Epicuro necesarias para una vida feliz? ¿Por qué?
5. Comenta la cita: “Alimentarse sin un amigo es para los leones y los lobos”.
6. ¿En qué consistía el muro que levantó el discípulo de Epicuro, Diógenes de Oinoanda?
7. Comenta la “contrapublicidad” que elaboran al final del documental y que estaría bien vista por Epicuro: “Llene su vacío interior con un producto”…Imagen de una mansión con el eslogan “Felicidad no incluida”. ¿Eres capaz de elaborar tu propio anuncio en esta línea?
8. Otras aportaciones.

*   *   *

Aquí tienes un enlace a la Carta a Meneceo de Epicuro, cuya lectura íntegra merece la pena.

Conócete a ti mismo

 

¡Oh! Tú que deseas sondear los arcanos de la naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera.

Si tú ignoras las excelencias de tu propia casa,¿cómo pretendes encontrar otras excelencias?

En ti se halla oculto el Tesoro de los Tesoros.

¡Oh! Hombre, conócete a ti mismo y conocerás el Universo y a los Dioses”

ORÁCULO DE DELFOS

*  *  *

Atribuida a Tales por Diógenes Laercio, a Solón en otros casos, Sócrates tomó la inscripción que lucía en el frontispicio del templo de Apolo en Delfos, como pilar de su pensamiento:

“CONÓCETE A TI MISMO”

Nosce te ipsum” en latín.

 *                *                *

Hay una forma de meditación hinduísta, el vichara (autoindagación del ser), que se basa en la formulación repetida de la pregunta: ¿QUIÉN SOY YO?

Planteé la cuestión en clase, el trimestre pasado, y propuse a mis alumnos que escribieran lo que les sugería ese interrogante, intentando despojar sus respuestas de rasgos autobiográficos, físicos, geográficos, ideológicos…El ejercicio no era nada fácil, les estaba pidiendo que se distanciasen de todos los aspectos transitorios que les circundaban para centrarse en su ser. De hecho con la pregunta no pretendía lograr una respuesta certera, sino más bien eliminar aquello que no responde a la cuestión.

Helena Tomás de 4º B, escribió este precioso poema del tirón y al finalizar la lectura, el resto de la clase y yo misma, la aplaudimos. (Le debía este post por lo bien que salió la actividad gracias a ella).

¿QUIÉN SOY YO?

Soy una mota de polvo en el universo.

Soy una personalidad anónima dentro de mi misma.

Soy todas las personas que conozco.

Soy la persona contraria a la que querría ser.

Soy la persona que otras no querrían ser.

Soy un figurante en la película de mi vida.

Soy un reflejo en el espejo de todos los que me rodean.

Soy la primera línea de un libro inacabado.

Soy un producto de mi propia imaginación.

Soy un pez que no sabe nadar.

Soy un pájaro que no puede volar.

Soy una IP anónima en la red del universo.

*  *  *


Cuadro de Caravaggio

La barca sin pescador

Es preferible sufrir una injusticia que cometerla.

Sócrates

Para Sócrates cometer injusticia es mucho peor que sufrirla, porque es más deshonroso. Hacer mal voluntariamente es  malo y vergonzoso.  En este caso y como expone en el Gorgias, el que comete una culpa ha de ser castigado para librar su alma de la injusticia y obtener un bien. Lo peor es ser culpable y no recibir castigo por ello, ya que el alma no se libra de su mancha. Además si se recibe injusticia no se debe responder con la injusticia, puesto que nunca se debe de incurrir en un acto injusto.

En la obra La barca sin pescador de Alejandro Casona, el diablo propone devolverle las riquezas a un arruinado empresario a cambio de que éste cometa un crimen y así poder quedarse con su alma. Una cita de Chateubriand sirve de inspiración a Casona:

“En el más remoto confín de la China vive un Mandarín

inmensamente rico, al que nunca hemos visto y del cual ni siquiera

hemos oído hablar. Si pudiéramos heredar su fortuna, y para

hacerle morir bastara con apretar un botón sin que nadie lo supiese,

¿quién de nosotros no apretaría ese botón?”

(Chateaubriand. “El genio del Cristianismo”)

Esta es la obra completa:

Diálogo entre el empresario y el diablo, fragmento de la obra:

CABALLERO.

Tu lista está bien nutrida de traiciones, bajezas, escándalos y daños. Ni el dolor humano te ha conmovido nunca, ni has guardado jamás la fe jurada, ni has respetado la mujer de tu prójimo. En cuanto a aquello de no codiciar los bienes ajenos creo que será mejor no hablar, ¿verdad?

RICARDO.

Si; realmente, sería muy largo.

CABALLERO.

En una palabra; todo lo que la Ley te manda respetar, lo has atropellado; todo lo que te prohíbe, lo has hecho. Hasta ahora, sólo un mandamiento te ha detenido: “No matarás”.

RICARDO.—(Inquieto, levantándose.)

¿Es un crimen lo que vienes a proponerme?

CABALLERO.

Exactamente; lo único que falta en tu lista. Atrévete a completarla, y yo volveré a tus manos las riendas del poder y del dinero, que acabas de perder.

…..

CABALLERO.

(…) vamos a los números, que es tu fuerte. (Vuelve a consultar la ficha.) En tu empresa trabajan tres mil hombres respirando los gases de las minas y el humo de las fábricas. Según las estadísticas todos ellos mueren cinco años antes de lo normal. Tres mil hombres a cinco años, son ciento cuarenta siglos de vida truncada. ¡Linda cifra, eh! La historia del mundo no tiene tanto.

RICARDO.

Tampoco de eso es mía la culpa. Yo no inventé el sistema.

CABALLERO.

Pero vives de él cómodamente. Y todo esto sin contar a los que tosen en plena juventud gracias a ti; y a los que engendran hijos raquíticos, gracias a ti; y a los viejos prematuros, y a los mutilados…

RICARDO.

¡Tenemos los mejores hospitales del país!

CABALLERO.

Lo de siempre: primero fabricáis los enfermos y después los hospitales.

….

RICARDO.

¡Ah! Pero de esos males de que me acusas, no soy el responsable yo sólo.

Somos muchos. ¡Todos!

CABALLERO.

En eso no te falta razón. Para emplear tu lenguaje yo diría que son…

“crímenes anónimos, de responsabilidad limitada”.

RICARDO.

Exacto.

CABALLERO.

Por eso vengo a proponerte uno que sea exclusivamente tuyo; con plena responsabilidad.

RICARDO.

Es inútil. ¡No mataré…! ¡No mataré!

CABALLERO.

Calma.Un hombre de presa como tú no rechaza un negocio sin escuchar las condiciones.

RICARDO.

Por buenas que sean. Una cosa es encogerse de hombros ante la vida de los demás, y otra muy distinta matar con las propias manos.

CABALLERO.

¿Y si no hicieran falta las manos?

….

RICARDO.

Dicen que los criminales sueñan con sus víctimas.

CABALLERO.

Tú no. Ni siquiera necesitarás conocerla. Puedes elegir un nombre cualquiera en cualquier lugar de la tierra. Cuanto más lejos, mejor. Por ejemplo… (Se levanta; se descalza un guante que deja sobre la mesa, y hace girar la esfera. Después la detiene con el dedo, al azar.) Aquí. Al otro lado del mar. Una pequeña aldea de pescadores en el Norte. ¿Has estado en el Norte alguna vez?

RICARDO.

Nunca.

CABALLERO.

Mejor; conocer un paisaje es casi conocer al hombre. Ahora haz un esfuerzo mental, y sígueme. (La luz baja más dejando sólo iluminadas las dos figuras junto a la esfera.) Mira, ya es de noche en la aldea. Ahí tienes a Péter Anderson —un pescador como otro cualquiera— subiendo la cuesta de su casa, frente al mar. Sopla un viento fuerte. ¿Lo oyes…? (Se oye, primero vagamente y después cada vez más próximo, el silbido del viento.)

RICARDO.

No sé… Es algo así como si me zumbaran los oídos…

CABALLERO.

Concéntrate más. Péter Anderson acaba de comprarse una barca, y sube alegremente la cuesta, cantando una vieja canción… ¿La oyes? (Se oye la canción lejana, acercándose. Fondo de acordeón.)

RICARDO.

La siento acercarse. ¿No es una ilusión mía?

CABALLERO.

No, es que tu alma está ahora allí. Péter Anderson ha bebido un poco de whisky… el despeñadero sobre la playa es peligroso… y corre un viento capaz de derribar a un hombre. Mañana, cuando lo encuentren en el fondo del acantilado, todo el mundo creerá que fue el viento. (Pausa. Se oye más clara la canción y el silbar del viento.) ¿Qué esperas? Un simple esfuerzo de voluntad, y toda la fortuna y el poder volverán de golpe a tus manos. (l…) ¿Qué esperas…?

….

*******************************************************

¿Es preferible sufrir una injusticia antes que cometerla? ¿Qué harías si estuvieras en lugar del protagonista?

Sofistas de hoy en día

Dos sofistas dialogando.

Este es un extracto acerca de los sofistas de un texto extraído de Diccionario de ETICA y POLITICA de José María García Gutierrez (lo subrayado es mío):

Corriente filosófica surgida en Grecia (siglo V a.C.) y constituida mayoritariamente por filósofos venidos de otras polis a instalarse en Atenas, donde abrieron escuelas de enseñanza.

Entre sus más afamados representantes destacan Protágoras, Gorgias, Calicles, Hippias, etc.

Aunque hoy en día el término ‘sofista’ posee un significado coloquial peyorativo (en ese sentido, se entiende por tal a una persona demagógica que juega con los argumentos para ‘enredar’ y ‘confundir’ las cuestiones esenciales, sacando provecho de ello), antiguamente significaba ‘sabio’, nombre que a sí mismo se daban esos filósofos como maestros que eran.

Fueron atacados duramente por Sócrates, Platón y Aristóteles, ya que defendían el relativismo y el pragmatismo, lo que hizo que su mala fama se transmitiera a la posteridad a través de las obras de los autores antes citado. Sin embargo, hoy en día los historiadores de la filosofía han rechazado las acusaciones clásicas, destacando por contra que los sofistas fueron grandes filósofos que abrieron debates de enorme importancia en campos como la ética, la política y la teoría del conocimiento. Actualmente se destaca, sobre todo, sus aportaciones al estudio del lenguaje y de las convenciones sociales, morales, políticas y culturales, etc.

Sus rasgos filosóficos más sobresalientes fueron:

– La defensa del relativismo, tanto en el ámbito de la moral como en el del conocimiento. Argumentaron que todas nuestras ideas y normas provenían de la experiencia y que, por tanto, no existían verdades inmutables, ya que la propia verdad era fruto de un acuerdo o convención entre los hombres.

– El pragmatismo: tanto sus enseñanzas como sus métodos buscaban siempre una utilidad social; de ahí que concedieran gran importancia a la práctica real y no sólo teórica de la filosofía. Así, sus especialidades más cultivadas fueron la retórica (con el fin de triunfar en la vida pública mediante el don de la persuasión), la lógica (o capacidad de construir argumentos que convencieran a los demás sobre la verdad de lo que uno defendía), la política y la ética.

– El subjetivismo, consecuencia lógica de su relativismo, ya que la verdad y las normas eran para ellos relativas a cada ser humano o a cada grupo social cohesionado -por tanto, puramente subjetivas-, y nunca universales.

– El convencionalismo o teoría de que la política y la ética consistían en acuerdos tomados por una colectividad acerca de lo que era bueno o malo tanto para el individuo concreto como para la nación. Por eso, afirmaban que las normas morales de una sociedad concreta no podían considerarse superiores a las de otra sociedad distinta, ya que ambas eran fruto de las respectivas experiencias históricas y culturales de cada pueblo concreto.

Puedes ver también este vídeo acerca de los sofistas.

¿Quién se caracteriza hoy en día por la importancia exarcebada que da a un uso interesado de la retórica? Hoy en clase han salido unos cuantos ejemplos.

Centrándonos en el mundo de la publicidad, fijaos en los ejemplos que aparecen en la siguiente presentación acerca del uso de las figuras retóricas en los anuncios publicitarios.

(Gracias al profesor Alfredo Márquez por este powerpoint.)

¿Te animas a analizar las figuras retóricas de tres anuncios que tú elijas? Puede ser un video del youtube o un cartel o fotografía.

(Rethorica: Wiki de las figuras retóricas en publicidad. Te servirá de inspiración).

———————————–

Del consumismo hablaremos otro día…

Viñeta de Miguel Brieva