Archivo de la categoría: Filocine

Surcando el Cosmos

 Las presentaciones que vimos en clase para reflexionar acerca de nuestro (diminuto) lugar en el Cosmos causaron bastante revuelo. Algunos comentaron que las galaxias que aquí aparecen son dibujos. ¿De dónde salen esas fascinantes imagénes? ¿Cómo conocemos las asombrosas proporciones de otros soles que hacen desaparecer al nuestro?

Si quieres saber más del tema: Surcando el Cosmos es un especial de El Mundo dedicado a Galileo y la exploración del universo desde la construcción del primer telescopio hasta el Hubble.

Para los que faltaron:

Tras este viaje por el universo y la angustia que puede despertar el abismo del infinito, he retomado un precioso relato de Borges: El Aleph. El Aleph es un punto que contiene en sí todos los puntos. ¿Y si nos asomáramos por él?

” En la parte inferior del escalón, hacia la derecha, vi una pequeña esfera tornasolada, de casi intolerable fulgor. Al principio la creí giratoria; luego comprendí que ese movimiento era una ilusión producida por los vertiginosos espectáculos que encerraba. El diámetro del Aleph sería de dos o tres centímetros, pero el espacio cósmico estaba ahí, sin disminución de tamaño. Cada cosa (la luna del espejo, digamos) era infinitas cosas, porque yo claramente la veía desde todos los puntos del universo. Vi el populoso mar, vi el alba y la tarde, vi las muchedumbres de América, vi una plateada telaraña en el centro de una negra pirámide, vi un laberinto roto (era Londres), vi interminables ojos inmediatos escrutándose en mí como en un espejo, vi todos los espejos del planeta y ninguno me reflejó, vi en un traspatio de la calle Soler las mismas baldosas que hace treinta años vi en el zaguán de una casa en Frey Bentos, vi racimos, nieve, tabaco, vetas de metal, vapor de agua, vi convexos desiertos ecuatoriales y cada uno de sus granos de arena, vi en Inverness a una mujer que no olvidaré, vi la violenta cabellera, el altivo cuerpo, vi un cáncer de pecho, vi un círculo de tierra seca en una vereda, donde antes hubo un árbol, vi una quinta de Adrogué, un ejemplar de la primera versión inglesa de Plinio, la de Philemont Holland, vi a un tiempo cada letra de cada página (de chico yo solía maravillarme de que las letras de un volumen cerrado no se mezclaran y perdieran en el decurso de la noche), vi la noche y el día contemporáneo, vi un poniente en Querétaro que parecía reflejar el color de una rosa en Bengala, vi mi dormitorio sin nadie, vi en un gabinete de Alkmaar un globo terráqueo entre dos espejos que lo multiplicaban sin fin, vi caballos de crin arremolinada, en una playa del Mar Caspio en el alba, vi la delicada osadura de una mano, vi a los sobrevivientes de una batalla, enviando tarjetas postales, vi en un escaparate de Mirzapur una baraja española, vi las sombras oblicuas de unos helechos en el suelo de un invernáculo, vi tigres, émbolos, bisontes, marejadas y ejércitos, vi todas las hormigas que hay en la tierra, vi un astrolabio persa, vi en un cajón del escritorio (y la letra me hizo temblar) cartas obscenas, increíbles, precisas, que Beatriz había dirigido a Carlos Argentino, vi un adorado monumento en la Chacarita, vi la reliquia atroz de lo que deliciosamente había sido Beatriz Viterbo, vi la circulación de mi propia sangre, vi el engranaje del amor y la modificación de la muerte, vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, vi mi cara y mis vísceras, vi tu cara, y sentí vértigo y lloré, porque mis ojos habían visto ese objeto secreto y conjetural, cuyo nombre usurpan los hombres, pero que ningún hombre ha mirado: el inconcebible universo. “

(Visto en El poder de la palabra)

 *   *   *   *

Entradas relacionadas:

Anuncios

NN23

NN23 es un capítulo de la serie Historias para no dormir de Chicho Ibáñez Serrador. En sintonía con las historias de ciencia ficción distópicas, se nos presenta un futuro, parece que cercano, en el que está prohido leer y reflexionar. Los libros son rarezas del pasado,  objetos prohibidos que desaparecieron, fueron quemados y sólo se permite a su uso en el Departamento de profesiones exóticas o caducas (como es el caso del oficio de poeta).
A los ciudadanos se les “invita” a divertirse y ver el telencéfalo, sistema de transmisión de información que, con forma de casco, va conectado  directamente al cerebro.Ante una  amenaza extraterrestre la dirección de la Humanidad queda en manos del último poeta (Narciso Ibáñez Menta), ya que la Sociedad de Naciones ignora como lograr en 30 días que el 85% por ciento de la humanidad sea feliz. Esta es la condición que los alienígenas han puesto. De no cumplirse arrasarán el planeta.

¿Tienen los gobernantes como libros de cabecera novelas distópicas?

Noticias de actualidad:

El fragmento de Multa por leer acaba con unos hermosos versos de Juan Ramón Jiménez:

Roto el campo y deshechos los jardines,
estoy en el sol de las calles, como un can sin destino ;
por esta senda roja yo no sé a dónde voy,
mas sé que a nada en flor, ni a nada cristalino

*   *   *

Otras bibliotecas resistieron: La biblioteca que se salvó del fuego por Rafael Argullol. Artículo fascinante de la biblioteca Warburg, colección de un millonario que dilapidó su fortuna en libros y los clasificó de manera revolucionaria siguiendo su particular criterio.

Una mota de polvo

Después de ver Agora en clase he recordado este vídeo de Carl Sagan acerca de La Tierra que aparece en la serie Cosmos. Las imágenes de la cámara alejándose de Alejandría y mostrándonos nuestro planeta con la oscuridad cósmica de fondo, nos recuerdan la futilidad de nuestras disputas y lo lejos que estamos de tener un lugar privilegiado en el Cosmos. La Tierra, “ese pálido punto azul, una mota de polvo suspendida en un rayo de sol”.

Estas son las palabras de Carl Sagan ante la fotografía de las sondas Voyager tomada a 6.000 millones de kilómetros el 14 de febrero de 1990.

Para leer:

“Mira ese punto. Eso es aquí. Eso es casa. Eso es nosotros. En él se encuentra todo aquel que amas, todo aquel que conoces, todo aquel del que has oído hablar, cada ser humano que existió, vivió sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilización, cada rey y cada campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada esperanzado niño, inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí – en una mota de polvo suspendida en un rayo de luz del sol.

La Tierra es un muy pequeño escenario en una vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades visitadas por los habitantes de una esquina de ese pixel para los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina; lo frecuente de sus incomprensiones, lo ávidos de matarse unos a otros, lo ferviente de su odio. Nuestras posturas, nuestra imaginada auto-importancia, la ilusión de que tenemos una posición privilegiada en el Universo, son desafiadas por este punto de luz pálida.

Nuestro planeta es una mota solitaria de luz en la gran envolvente oscuridad cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esta vastedad, no hay ni un indicio de que la ayuda llegará desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, en este momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos.

Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad y construcción de carácter. Quizá no hay mejor demostración de la tontería de los prejuicios humanos que esta imagen distante de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amablemente, y de preservar el pálido punto azul, el único hogar que jamás hemos conocido.”

Curiosidad. (Visto aquí)


Durante el tiempo de planificación, la NASA convocó a Carl Sagan y a su equipo integrado por Ann Druyan, F. Drake y Jon Lomberg, entre otros, para la creación de un mensaje de la humanidad para civilizaciones extraterrestres, que iría en cada una de las sondas Voyager, como los que llevaban las sondas Pioneer.

Este sería mucho más elaborado, como la diagramación del mensaje entró durante la última fase del planeamiento, Sagan y su equipo debieron trabajar contra reloj para finalmente entregar un compilado de información que, al día de hoy, está considerado como el mensaje más grande de la humanidad para tiempos y seres futuros.

Se trata de un disco fonográfico (aún no existía el CD y la tecnología del láser recién se expandía) conteniendo los más variados sonidos de la Tierra, como volcanes en erupción, lluvia, fuego y voces saludando en casi todos los idiomas y dialectos de la Tierra, además de una gran selección musical que va desde las obras de Mozart y Beethoven hasta las étnicas de Senegal e India, pasando por Chuk Berry y Mariachis.

El disco va recubierto por un estuche de oro en cuyo relieve están diagramadas las instrucciones para ejecutarlo.

La otra parte del mensaje está compuesta por 118 fotografías de la mayor variedad, allí se ven ciudades, campos, paisajes, gente de todas las razas realizando todas las acciones, todos los oficios y en todos los medios, en la tierra, bajo el agua, en el aire y en el espacio; también hay muchos diagramas de la anatomía humana.

La Biblioteca de Alejandría

Vamos a ver en clase la película Agora de Amenabar, pero antes vamos a recorrer la Biblioteca de Alejandría de la mano de Carl Sagan en la serie Cosmos (que recomiendo íntegra). Dice de ella que es “el faro de nuestro viaje a las estrellas”. Coincido con él, quién tuviera un carnet de lectura para poder recorrerla y rescatar del olvido lo que contuvo… La magnitud de su pérdida es incalculable.

Página donde se puede leer lo dicho por Carl Sagan en el capítulo. Pincha aquí

ACTIVIDADES

  1. Carl Sagan llama a la Biblioteca de Alejandría “el faro de nuestro viaje a las estrellas”. ¿Qué estudiaban allí principalmente?
  2. ¿Qué significa la palabra Cosmos? ¿Y cosmopolita?
  3. “Había en la biblioteca una comunidad de eruditos que exploraban la física, la literatura, la medicina, la astronomía, la geografía, la filosofía, las matemáticas, la biología y la ingeniería.”¿Quiénes eran, que descubrieron cada uno de ellos y en qué campos del saber destacaron?
  4. ¿Qué defendía Aristarco? ¿y Ptolomeo? ¿Cuál de ellos tardó 1000 años en ser redescubierto?
  5. “Es evidente que allí estaban las semillas del mundo moderno. ¿Qué impidió que arraigaran y florecieran? ¿A qué se debe que Occidente se adormeciera durante mil años de tinieblas hasta que Colón y Copérnico y sus contemporáneos redescubrieron la obra hecha en Alejandría?”
  6. ¿Quien fue Hipatia? ¿Qué época vivió de la Biblioteca ? ¿Qué inventos le atribuye Sinesio de Cirene?
  7. Observa el cuadro de Rafael,  La Escuela de Atenas y localiza en él a Hipatia. Identifica a algún otro filósofo.

Invictus

INVICTUS es una palabra en latín que significa inconquistable o invencible y que da título a la última película de Clint Eastwood. (Artículo del director ).

Está basada en el libro de John Carlin “Playing the Enemy” ( “El Factor Humano”) y  se sitúa en los días posteriores a la elección de Nelson Mandela (Morgan Freeman) como presidente de Sudáfrica. Narra todo lo acontecido en torno al Mundial de rugby en 1995 y como  los Springbok (la selección sudafricana de rugby), con Francois Pienaar (Matt Damon) a la cabeza dejaron de ser un mal recuerdo del Apartheid, para convertirse en un símbolo de reconciliación y unificación.

Invictus es un emocionante poema de William Henley escrito en 1875, desde la cama de un hospital, tras serle amputada una pierna y una fallida  lucha contra la tuberculosis. Y estas palabras se recitaba a sí mismo Nelson Mandela en sus largos días de condena y soledad.

INVICTUS

Desde la noche que sobre mi se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen por mi alma invicta.
Caído en las garras de la circunstancia
no me he estremecido ni llorado en voz alta.
Bajo el vapuleo del azar, mi cabeza está ensangrentada,
más no inclinada.
Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
pero la amenaza de los años me encuentra,
y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.
Soy el amo de mi destino,
Soy el capitán de mi alma.

*   *   *   *

Out of the night that covers me,
Black as the Pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul.

In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed.

Beyond this place of wrath and tears
Looms but the Horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds and shall find me unafraid.

It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll
I am the master of my fate:
I am the captain of my soul.

*     *     *     *


¿A qué corriente ética de las estudiadas te recuerda el poema?

(Un fragmento de Marco Aurelio.)

*     *     *    *

Añado este documental de Nelson Mandela que acabo de ver:


Network, un mundo implacable

Network, un mundo implacable (1976), es una película de Sidney Lumet, magistralmente interpretada por Peter Finch, Faye Dunaway, William Holden, Robert Duvall, entre otros. Es un retrato de absoluta actualidad acerca del mundo de la televisión, de la manipulación de las masas y a su vez de la terrible dependencia que tienen las cadenas con los índices de  audiencia y como estos niveles  ejercen su dominio, determinando los contenidos que se emiten, en detrimento de la calidad.

El protagonista, Howard Belae, un afamado y ya veterano presentador, ante su despido inminente, anuncia que en su último programa se suicidará ante las cámaras, lo que provoca un éxito de audiencia inesperado. La cadena, ante esos resultados decide darle un espacio propio.  Uno de los discursos que lanza a los telespectadores, es el siguiente:



En Aula de Filosofía, del profesor Eugenio Sánchez Bravo, he encontrado el discurso para su lectura y una actividad que os traslado: Relaciona el discurso con el mito de la caverna de Platón.

Edward George Ruddy ha muerto hoy. Edward George Ruddy era el presidente del consejo de Union Broadcasting Systems y ha muerto a las once de esta mañana de una afección del corazón. Y pobres de nosotros, lo que se nos viene encima.

Y bien… ha muerto un canoso ricachón. ¿Qué tiene que ver con nosotros? ¿Por qué es una desgracia? Porque hay 62 millones de americanos escuchándome en estos momentos. Porque menos del 3% de vosotros leéis libros. Porque menos del 15% de vosotros lee los periódicos. Porque la única realidad que conocéis es la que veis en la TV. Ahora mismo existe toda una generación que no sabe nada más que lo que ve en la televisión. La televisión es el evangelio. La revelación suprema. La televisión puede crear o destruir presidentes, papas y primeros ministros. Es la fuerza más formidable de este mundo ateo.

Pobres de nosotros si cae en las manos equivocadas. Por eso es una desgracia que haya muerto Edward George Ruddy. Porque esta compañía está ahora en manos de la CCA, la Corporación de Comunicaciones de EE UU. El consejo ha sentado a un nuevo presidente, Frank Hackett, en el despacho del Sr. Ruddy. Cuando la 12ª compañía más grande del mundo controla la fuerza propagandística más formidable de este mundo ateo, quién sabe cuánta mierda se venderá como verdad en esta cadena.

Así que escuchad. Escuchadme. La televisión no es la verdad. La televisión es un parque de atracciones. La televisión es un circo, un carnaval, una compañía de acróbatas, cuentacuentos, bailarines, malabaristas, monstruos de feria, domadores de leones y jugadores de fútbol. Es el negocio del pasatiempo. Si queréis la verdad, acudid a Dios, o a vuestros gurús, a vosotros mismos. Ése es el único sitio donde encontraréis la auténtica verdad. Nosotros nunca os contaremos la verdad. Os contaremos lo que queréis oír. Mentimos. Os contaremos que Kojak siempre atrapa al asesino, que nadie enferma de cáncer en la casa de Archie Bunker. Por muy comprometida que sea la situación del héroe, al cabo de una hora saldrá vencedor. Os contaremos lo que queréis oír. Traficamos con fantasías. Nada es real. Vosotros, ahí sentados días tras día, noche tras noche, de todas las edades, colores y credos, empezáis a creer todas las fantasías que os contamos, a creer que la televisión es la realidad y que vuestras vidas no lo son. Hacéis lo que dice la televisión. Os vestís y coméis como en la tele, criáis a vuestros hijos igual, pensáis como en la tele. Es una locura masiva, chalados.

En nombre de Dios, vosotros sois a realidad y nosotros la fantasía. Así que apagad la televisión. Apagadla ahora mismo.Apagadla y no volváis a encenderla. Apagadla antes de que termine esta frase. Apagadla.

*   *

Los tremendos discursos del telepredicador, empiezan a resultar incómodos para el mandamás de la cadena, el Sr.Yentzen, por lo que éste solicita una audiencia con el “profeta iracundo” y tiene lugar un  impresionante monólogo :

 

En Kaos en la red he encontrado el texto íntegro del discurso:

“…Usted es un viejo que sólo piensa en términos de pueblos y naciones. No existen naciones, no existen pueblos. No hay rusos, no hay árabes, no existen terceros mundos, ni Occidente. Existe únicamente un gran sistema de sistemas, un vasto y salvaje entretejido, intercalado, multivariable, multinacional dominio de dólares, petrodólares, electrodólares, multidólares, marcos, yenes, libras, francos, y rublos. Es el sistema internacional monetario que determina la totalidad de la vida en este planeta. Ese es el orden natural de las cosas hoy en día. Esa es la estructura atómica, subatómica y universal que configuran las cosas de hoy día. Y Usted se ha entrometido con las fuerzas primitivas de la naturaleza, y Usted debe repararlo …¿Me entiende Usted señor Beale?…

Usted aparece en su pequeña pantalla de 21 pulgadas y grita sobre América y la democracia. No existe América, no existe la democracia, sólo existe la IBM, la ITT, la Dow, la ATIT, la Exxon, etc. Esas son las naciones del mundo hoy día….¿De qué hablan los rusos en sus Consejos de Estado?…¿De Carlos Marx?…No, de sistemas de programación lineal, de teorías sobre estadísticas de problemas económicos y computan costos de sus transacciones e inversiones como hacemos nosotros. Ya no vivimos en un mundo de naciones, de ideologías Sr. Beale. El mundo es un colegio de corporaciones inexorablemente dirigidos por los estatutos inmutables de los negocios. El mundo es un negocio Sr. Beale. Lo ha sido desde que el hombre salió arrastrándose desde el barro, y nuestros hijos vivirán Sr. Beale para ver eso. Un mundo perfecto en el que no habrá guerra ni hambre, presión ni brutalidad. Una vasta y ecuménica compañía asociada en la que todos los hombres trabajarán para servir a un beneficio común, en la que todos los hombres poseerán una cantidad de acciones, con la que se le cubrirántodas las necesidades, se les moderarán todas las ansiedades y les divertirán para que no se aburran. Y yo le he elegido a Ud. Sr. Beale para predicar este evangelio”.

¿Y por que a mi? -pregunta Beale-

Porque sale Ud. en televisión tonto, 60 millones de personas le ven todas las noches, de los días de la semana de Lunes a Viernes”

*  *  *  *

Para saber más de la sinopsis pincha en este artículo de Belén Gopegui.

*   *   *

Para ilustrar el tema:


La herencia del viento

Mis alumnos de ESO y Bachillerato fueron hace unos días a visitar Atapuerca y participaron en los talleres didácticos que ofrecen con la visita. En la red hay muchísima información y material para trabajar este tema

Las  Claves de la evolución humana es una página de recursos para estudiar la evolución.

Nosotros a la vuelta hicimos un debate en clase acerca del evolucionismo y el creacionismo, en el que la mitad del grupo defendía una postura y el resto la otra. Salió bastante bien y todos encontraron buenos argumentos para defender sus tesis.

La herencia del viento (1960) es una película de Stanley Kramer que trata este tema, ambientada en un caso real que fue conocido como el Monkey trial, en el que juzgaron a un profesor de biología, John Scopes, por enseñar evolucionismo en clase. Tuvo lugar en Dayton, Tenesse en 1925.

Acerca del título he leído lo siguiente:

“… está tomado del Libro de los proverbios 11:29, el cuál en la Biblia del Rey Jaime dice:

He that troubleth his own house shall inherit the wind:

and the fool shall be servant to the wise of heart

cuya traducción es:

Aquel que cree disturbios en su casa heredará el viento:

y el tonto se convertirá en el sirviente del sabio de corazón.”


Voy a dejar un fragmento en el que hay un magnífico duelo entre el fiscal (Frederic March) y el abogado del acusado, interpretado por Spencer Tracy.

Para saber más de evolucionismo y creacionismo os recomiendo un magnífico blog: Un planeta con canas. Hay artículos también acerca de esta batalla en la actualidad que sigue siendo un debate encendido en países como EEUU.(Un dato sólo que he leído en este blog: Los profesores de la Universidad de Colorado que enseñan biología y la teoría de la evolución están recibiendo cartas con amenazas de muerte. Año 2007)

Y por último fue  comentado en la red un artículo de Juan Manuel de Prada arremetiendo contra el evolucionismo. Aquí tienes el artículo y aquí una de las respuestas en Fogonazos.

———————–

Por cierto se acaba el año del bicentenario del nacimiento de Darwin…

Y sigue la polémica…